Y abrió con nervios la caja de cartón, perfectamente envuelta en un brillante papel de color rojo moteado de corazones. En su interior, esperaba encontrar cualquier detalle nimi0o, pequeño, eso que dicen los dejados: “el detalle es lo que cuenta”, pero no; como con un resorte, voló buscando el cielo de la habitación una bola de cristal brillante, en cuyo interior un corazón ponía un enorme “Te quiero”, dejando anglicismos a un lado… quería que se entendiese; no tener que recurrir al típico: I love you, o un corazón… quería que supiese en ese preciso instante, cuando la bola de cristal transparente como la mañana, se detubiese delante de sus ojos que era su AMOR, y para ello, había recurrido a algo tan sencillo pero a la vez tan especial como un regalo con globos… ahí, en ese preciso momento, el amor estaba en el aire.

San Valentín, no es una fecha más para regalar globos… quizás, sea , la fecha. Ese momento en el que a pesar de decirnos y decir a boca llena que cualquier momento es bueno para decir: Te quiero, y eso es evidente, esperamos con el corazoncito e románticos que todos tenemos, ese detalle que nos haga sentir especiales para el otro,  y además, que nos lo haga saber.

Los decoradores y decorados de nuestra asociación, tienen la capacitación para hacer ese detalle que haga sentir especial a quien recibe un regalo con globos. Detalles peque´ños o grandes bouquets que sorprenderán no solo a quien lo recibe sino a su entorno en caso de querer sorprenderla/o en su lugar de trabajo, domicilio, o vete tú a saber… no dejes pasar la oportunidad de decirle que es esa persona que te hace soñar con los ojos abiertos, para no perder detalle… demuéstrale, que “el amor está en el aire”. Regala globos.

Galería

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies